El Apocalipsis como excusa

Llevo años viéndolo. Iluminados que creen comprender el mundo con precisión, y que ven que todo se acaba. El apocalipsis viene, de formas distintas, según el viento.

Cuando vino el crack del 2008, muchos lo habían predicho. Es lo que ocurre cuando tienes miles de agoreros prediciendo el fin del mundo para el mes que viene. Cuando pasa algo, siempre tiene suerte alguno.

Mucho se ha hablado de esta crisis. Que si es una crisis ‘sistémica’ (que debe ser algo muy malo), que de esta no salimos, que el sistema está acabado, que nos quedan cuatro días.

Pasan los años. No salimos de la crisis. Pero no es difícil ver que si no lo hacemos es sobre todo por la inacción de nuestros políticos, que parecen estar en el patio de un colegio haciendo cosas que seguro se estudiarán con incredulidad la generación que viene.

Y los agoreros, sin vergüenza ninguna, se aumentan el plazo. Y todavía siguen diciendo que esto se acaba, que ya verás tú en un par de años donde estamos. Y te dicen que en sus mentes está todo claro y que encaja, que nos vamos a la mierda, que no hay salida.

Ay, si los políticos europeos fueran capaces de trabajar juntos en lugar de proteger sus sillas y las de sus amigos. Ay, si fueran capaces de actuar con racionalidad. Pero no.

El apocalipsis no se queda sólo en la crisis. También es viejo para mí el asunto de que vivimos en un mundo infernal, gobernados por cuatro judíos malos y omnipotentes. Que todo es parte de un plan perfectamente organizado. Que comemos veneno para estar controlados, que todo tiene obsolescencia programada para que nos gastemos los cuartos, que los planes de estudios nos zombifican, que el coche de agua existe y al inventor lo mataron. Y que la sociedad actual es horrorosa, decadente y que va peor cada día. En todos los ámbitos. Y por supuesto, cualquier cosa grave que pase es un complot de la CIA, el 11-S, el 11-M, lo de Breivik y hasta lo del Madrid Arena.

Y que esto no tiene arreglo, que es inútil intentarlo. Así que pasamos de todo. O bien decimos que el arreglo pasa porque todo explote (o lo haga explotar la gente), y entonces empecemos de cero.

En definitiva, que el Apocalipsis es la madre de todas las excusas para no hacer nada. ¿Para qué?

¿Para que votar, si da igual? ¿Para qué pensar como solucionamos los problemas, si el tinglado del mundo no sirve para nada? Cuando hayáis despertado y os deis cuenta de que yo tenía razón, y hagamos la revolución destruyéndolo todo y empezando de cero, entonces me llamáis y ya os digo como tenemos que montarlo. Que lo tengo todo claro en mi cabecita. Hasta entonces, no me molestéis. Y por supuesto no me pidáis que haga nada. Y como me cuentes lo que hace otro, lo pongo de subnormal parriba y le escupo en la cara.

Y así se les pasará el tiempo esperando al apocalipsis.

No es que yo haga mucho por cambiar el mundo. Pero al menos no tengo una excusa tan buena, y me paso los días sufriendo por ello.

Anuncios

15 comentarios

  1. Muy bien. Pero las revoluciones suelen ir contra alguien. Una revolución politica implica violencia. Si es otra cosa lo que quieres hacer, a lo mejor deberías usar otra palabra.

  2. “Yo no quiero el mando ni hacer la revolución contra nadie”

    Es increible que se extraigan esas conclusiones de mis palabras,pero que no quiera hacer la revolución contra nadie no quiere decir que no la quiera hacer.Si hay gente que hacerla,la haremos,pero como tú comprenderas,una revolución es un acto colectivo,¿verdad?¿Puede haber un cuerpo de policía o militar con un sólo integrante?Creo que no les iría bien.
    Yo soy rodriguista en lo que coincide conmigo,en lo que no,no le doy la razón,yo no acepto las ideas en bloque como los socialistas.

  3. Pues si la revolución es la única salida pero no quieres hacerla, entonces eres un auténtico y genuino ¡rodriguista! Y su destino es pues no hacer nada, quod erat demonstrandum.

  4. “que no lo tengas tú o que no lo tenga yo no quiere decir que no esté sucediendo”

    Es una cosa que aclaré para que no hubiera malos entendidos.

    Yo no quiero el mando ni hacer la revolución contra nadie,pero ahora mismo,ya que lo mencionas,tengo a un monton de gente que se hacen llamar mis autoridades naturales,”al modo orteguiano” sin yo haberlo elegido,sin abrir ni tan siquiera la boca.Tengo una constitución que dicen que la he hecho yo, o que es cosa de mi voluntad,pues allí parece ser que me veo reflejado.Quizá ese reflejo sea el de la famosa calle del gato,un reflejo nauseabundo y podrído,la sociedad al desnudo.Allí os veis reflejados los “españoles de bien”,los que votais a la izquierda porque os han metido hasta las entrañas que son los vuestros,que son los de los curritos.No te preocupes,ya hasta mis vecinas dicen que ellas quizá no cobren sus ultimos años de pension,cuanto más los que vengan detras.No hay una persona que espere una buena perspectiva de la situacion,nacional e internacional.Las casas con desperfectos admiten reformas,los chamizos cochambrosos sólo pueden admitir el derribo.

  5. Claro, claro. Estamos en pleno apocalipsis. Lo que no entiendo es qué hacemos tú y yo entonces escribiendo estas cosas por internet, mientras todo se va a la mierda. Eres un bonito ejemplo para este artículo. Parémoslo todo, hagamos una revolución (que les den por culo a los que se vean afectados), y luego te dejamos a tí el mando para diseñar el futuro.

  6. La revolución es el único camino,pero eso ahora se ve muy claro.De hecho ya hay un apocalipsis.Mucha gente está viviendo el apocalipsis de no poder dar de comer a sus hijos,algo que el sistema estatal “español” había dicho que no iba a suceder.Vaya,se les ha roto el juguetito.Ahora hay mucha gente que tiene su propia catástrofe,es decir,que no lo tengas tú o que no lo tenga yo no quiere decir que no esté sucediendo,o que en un futuro vaya a sucedernos a todos o a casi todos,no hay nada que lo indique en ningún sentido.Ahora bien,la raiz del sistema está podrída por la sociabilidad de la gente de la base.Que los banqueros y las empresas compitan entre ellos no es importante,lo que de verdad es una catástrofe es que la gente a corriente haya asumido esta ideología y la tenga asimilada hasta el tuétano.Esto es más complicado y anuncia que la catástrofe será aún mayor.

  7. Ja. Como que si fuera funcionario te iba a dedicar un minuto a tí, piedra-paolo. Más bien estaría con gente que hiciera algo y no escondiera su ignorancia con mentiras.
    Creo que voy a recopilar tus greatest hits. Faltarán algunos, porque encima de todo borras lo que no gusta para quedar bien delante de tus amiguitos. Pero aún así puede que merezca la pena.

  8. Me confirmas el protocolo, este año no te darán la extra de navidad, deberías aplicarte más o te volverán a poner a “patrullar en la calle”.

  9. A ver, Piedra, por si no se te ha quedado claro:
    No es que tenga sospechas de que Paolo eres tú.
    SÉ que Paolo eres tú.
    Porque los dos os conectáis usando la misma dirección IP.
    Mentiroso.
    Ignorante.

  10. Ahora te haces el loco y finges que no eras tú. En tu línea. Mentiroso ignorante preocupado sobre todo por tu imagen. Me encanta tu post nuevo. “Manifestarse o protestar un día, no sirve de nada si no somos conscientes de lo que queremos ”
    ¿Y tú qué coño quieres? ¿Volver a la Edad Media? ¿Usando la fuerza solo de cuando en cuando?
    “No es imponer a la mayoría, pero intentar que esa mayoría tenga libertad real para escoger por sí misma, no guiada por unos intereses ajenos a ella, en los que es adoctrinada dese su nacimiento.”
    El que no está de acuerdo contigo es que no se entera, y hay que ayudarle a entrar en razón. ¿También con una pizquita de fuerza?
    Eres la hostia tío. Y tu solución es hacerse autónomo para salir del sistema.
    Empieza por quitarte el internet.

  11. Por cierto Piedra, puedes comentar con tu nombre de siempre. Que haya decidido pasar de discutir contigo en tu blog o en el de otros no quiere decir que vaya a borrar tus comentarios ni ignorarlos en el mío.

  12. Si de lo que he escrito saca usted que abogo por no hacer nada, menudo fracaso de comunicación que hemos tenido. ¿De dónde sale eso de los “expertos”?
    Típico: cualquiera que vaya contra el sistema hace algo bueno, aunque estén equivocados. Por ejemplo, los antivacunas. Pues no, se equivoca usted. En esos casos es incluso mejor no hacer nada. Apoyar las tesis de uno con mentiras (a propósito o sin querer) también es mucho peor que no hacer nada.
    Pero ya veo que usted es también de los que valora poco la razón y lo cierto.

  13. Seguir igual, no hacer nada, dejar que sean los “expertos” los que nos sigan guiando, ellos saben lo mejor para nosotros.
    Ni comes ni dejas comer. Al menos los que se quejan, ya hacen algo aunque esten equivocados es mejor que lo que tu propones.

  14. Yo no sé como arreglar el mundo. Lo que tengo claro es que para mejorarlo lo primero es reconocer lo que hay, saber hasta qué punto podemos entenderlo y ser racionales. Creo que es evidente que nos irá mejor intentando mejorar lo que tenemos (reduciendo desigualdades, consolidando derechos) que volándolo todo y fiarnos de los que dicen saber como montarlo desde cero.
    Diciendo que el mundo se acaba y que es todo una mierda, y que todo es una estafa, no se hace nada. Por ejemplo, hay que soportar que digan algunos que las vacunas son un timo, mientras otros erradican la polio de la india a base de vacunas y esfuerzo.

  15. Y que hay que hacer segun tu?

Trolea un poco

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: