Sobre la economía del sistema y los sistemas económicos

A la espera quedo de sus comentarios, Chris.

Anuncios

13 comentarios

  1. ¿Pero no decía usted que no era dado a callarse? No se calle ahora, y dígame que le parece la gente de A.I., y por qué dicen que Corea del Norte (perdón por haberlo escrito con k tantas veces) tiene campitos de concentración políticos?

  2. Chris? Sind Sie hier?

  3. Me gustaría saber al menos su opinión sobre Amnistía Internacional, si no es mucho pedir. Siento que el tema se haya escorado un poco, son cosas del directo.

  4. ¿Cual es la diferencia entre fijar los precios y limitar el beneficio porcentual? No es un ejemplo cualquiera, es un sector clave, usted lo ha dicho. Siento parecerle un muro, y siento que descarte la posibilidad de que yo pueda tener razón. Me limito a exponer mis objeciones.
    ¿Los datos ecómicos alemanes están ahí? Y usted decide que están ahí gracias al sistema educativo, y no, por ejemplo, gracias al capitalismo financiero alemán, o gracias a la europa adicta a la exportación de la industria alemana. No no no.
    No me ha dicho lo que hay que hacer con los funcionarios. Ha dicho que hay que pagarles según productividad, basicamente. Usted no ha inventado eso: no es nada nuevo. No funciona.
    Yo no insinúo nada de Corea. Lo afirmo. Y lo afirmo porque lo dicen gente como Amnistía Internacional, que a usted le parecerán una panda de propagandistas ¿verdad?, pero a mí no. Se queja de mi falta de respeto (¿a quién?) y luego me dice que tengo los sesos blandos por la propaganda.
    Siento haberle decepcionado.

  5. Lo de las eléctricas es sólo un ejemplo, y no he hablado de fijar los precios, sino de limitar el beneficio porcentual. A veces me parece que estoy hablando con un muro.
    Ya quisieran los que critican al sistema educativo alemán, tener algo, siquiera remotamente parecido. En cualquier caso sus datos económicos están ahí. Lo demás son monsergas.
    Ya le he dicho como habría que hacer para que los funcionarios cumplieran con su deber, y no me voy a repetir.
    Lo que insinua de Corea me parece una falta de respeto de quien tiene sus sesos muy blandos por la propaganda yanki, ect.. En fin, estoy un poco decepcionado.

    Saludos.

  6. ¿La envidia de Europa? Lo siento pero no. Como casi todo en la vida, el sistema educativo alemán tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Los informes PISA dejan claro que el sistema alemán es uno de los más sensibles a la posición socioeconómica de los alumnos. Un 18% de la variación en los resultados de los alumnos se explica por razones socioeconómicas. De todos los países de PISA, solo lo igualan Bélgica, Hungría, Luxemburgo, Turquía, Chile, Bulgaria, Uruguay, Argentina, Panamá y Perú. El informe utiliza un concepto, el “resilient student”, que es aquel que está socieconómicamente en el peor 25%, y sin embargo en cuanto a éxito educativo está en el mejor 25%. La media de ‘resilients’ es de un 31% en la OCDE. Alemania no llega al 22, está por detrás de Colombia, Túnez, Méjico. España está por encima de la media con un 36%.

    La cosa no queda ahí, se puede seguir analizando. El sistema alemán puede ser más efectivo que los de su entorno, pero es más injusto. No sé si ya lo sabía o no. Usted me dirá.

    Los precios máximos de la electricidad en España ya los fija el gobierno. De hecho, están fijados por debajo de los costes. Menudo cambio que nos traería.

    Que sí, que queda claro lo de los funcionarios. Su sistema consiste en que se cumpla la ley. Cómo se hace para que se cumpla en el suyo lo que no hay manera de que se cumpla en este, eso lo dejamos para después ¿no?.

    Ciertamente, el capitalismo financiero hace mucho daño. Pero la riqueza, mal que nos pese, la creó inicialmente el capitalismo.

    Usted dijo que el ‘subsidio de maternidad’ le parecería bien si era necesario por cuestiones demográficas. Lo siento pero mi objeción sigue en pie.

    Si va a Corea, ¿por qué no se pasa por Yodok, hace unas fotos y así corta de raíz los rumores que hay sobre ese sitio? ¿O queda fuera del tour guiado?

  7. El sistema de la universidad que estoy proponiendo, es un modelo de contrastada solvencia, el modelo Alemán. Y en cuanto al modelo de FP, tres cuartos de lo mismo. La envidia de Europa. No estoy inventando nada.
    Respecto al sector privado y sus beneficios, como ya le he dicho, se trata de limitar el portentaje por unidad de bien o servicio, y no el beneficio total. Y además me estaba refiriendo a los sectores clave de la economía, como las eléctricas.
    Y no quiero pegarle un tiro a nadie, faltaría más, se trata de que como dice el Estatuto Básico, los funcionarios cumplan el deber de, perdón por la redundancia, “cumplir diligentemente con el desempeño de sus funciones, velando por los intereses generales, y con sujeción plena al ordenamiento jurídico”. Sujeción que implica el deber de actuar sin “despilfarro, parcialidad, subjetividad, irresponsabilidad, inaccesibilidad, ineficacia, ineficiencia…” En definitiva, que el funcionario sepa que si actúa de alguno de estos modos, va a ser privado de su puesto. Y cuando el sector público, y además un sector público como el que yo propongo, funciona bien, la economía marcha viento en popa.
    No me hable de pobreza, la miseria la crea el sistema de capitalismo financiero en el que vivimos, en el que todo se basa en una ilusión, y no en la producción de bienes y servicios. Además, en cuanto a los subsidios, ya he hecho una mención a especial a los de maternidad.
    Y en cuanto a la banca, como le digo, sólo una banca pública, con los fines mencionados.
    Respecto a Corea, el tiempo total que he permanecido allí, no llega al mes, pero creo que el año que viene volveré. Si eso le traigo algún detalle.

  8. Usted dice que subsidiar a las personas hace que pierdan la ambición, y sin embargo piensa que las empresas y universidades públicas no van a perderla, porque se van a hacer controles, “pero efectivos”. Eso es fácil de decir, y todo el mundo está de acuerdo. El problema es hacerlos realmente efectivos. Y si lo que haría usted es vigilarlos personalmente y pegarles dos tiros, pues como que no se lo compro.
    Restringir la universidad a las mejores notas es echar de la universidad a una mujer que tiene que cuidar de sus hermanos y trabajar. Puede que sea más lista, pero puede dedicar menos tiempo y no puede pagar academias. Su idea beneficia a los ricos. Y no digamos ya si tiene un hijo y se encuentra sin baja por maternidad.
    Y lo de tener subsidios de desempleo… No sé si es consciente de que hay trabajos que son temporales por naturaleza, como el agrícola o el turismo. No me parece que haya pensado mucho este aspecto.
    Diróa que ha pasado usted demasiado tiempo en Korea. Me quedo con lo que tenemos, con todos sus defectos. Usted dirá que no tiene una ideología concreta, pero lo de que el sector privado solo pueda tener unos “beneficios mínimos” quiere decir más o menos que no hay sector privado. Así que no está contado nada nuevo. Y a mí no me gusta nada.
    Sobre todo porque aunque no ha dicho de nada de las libertades personales y sociales, me lo veo venir, y casi seguro que nos vamos a declarar la guerra.

  9. La economía rusa sigue sometida a un fuerte intervencionismo por parte del Estado. Es cierto que el modelo de planificación comunista se ha abandonado. De todos modos, la política económica rusa está lejos de ser liberal.
    Si dedicamos la Universidad a la investigación, se producirá avances tecnológicos y técnicos, lo que permitirá reducir costes, aumentar la oferta y la demanda, ect. Como el nivel de empleo está determinado por la demanda real de bienes y servicios, el paro descenderá.
    Por otro lado, al potenciar una formación profesional más ágil y PRACTICA, habrá una mayor formación de ese factor productivo, y el resultado será el mismo. Lo que ocurre en Alemania.
    A lo único que tiene que renunciar, o mejor dicho, lo que tiene que hacer con el beneficio, si es que lo obtienen, es mejorar las condiciones de oferta, hasta el punto de equilibrio, en el que no hay beneficio ni perdida. La rentabilidad de una empresa la determinan muchos aspectos, como el precio de las materias primas, pero hablando del sector público, lo fundamental es lo que le he comentado.

  10. Un par de preguntas iniciales:
    – ¿Qué caracteristicas de esto son similares al ‘sistema’ ruso?
    – ¿Por qué restringir la universidad ayudará al pleno empleo?
    – Además de la eficiencia, ¿qué otro factor determina la rentabilidad de una empresa?. Cuando dice que su objetivo no debe ser la rentabilidad ¿a qué tienen que renunciar?

  11. Un factor clave en el funcionamiento del sector público, y por lo tanto, en el funcionamiento de la economía según lo que acabo de exponer, son los empleados públicos.
    El sector público tiende a ser ineficiente porque sus empleados:
    – Creen que su prestigio depende del presupuesto que manejen, y por lo tanto trataran de hacer máximo aquel de que disponga.
    – La inamovilidad en el ejercicio de la función pública.
    Solución: recompensar vía retribuciones básicas y complementarias su eficiencia en el gasto, y aunque pueda parecer duro, convertir a todo el personal de los entes públicos en personal laboral, sujeto a un control, pero efectivo, del desempeño de sus funciones
    Respecto a la educación. Potenciar la formación porfesional, hacerla fundamentalmente práctica, como en Alemania, y limitar el acceso a la universidad a las notas más altas. La universidad se dedicará, fundamentalmente a la investigación. También pude parecer duro, pero esto hará posible la existencia de un mercado laboral que roce el pleno empleo.
    Respecto a los subsidios, EN CONDICIONES NORMALES, no soy partidario de el establecimiento de subsidios al desempleo. El objetivo de los poderes públicos debe ser conseguir que la economía funciones en casi en pleno empleo, y que el para sea un fenómeno friccional. Los subsidios, si se mantienen por mucho tiempo, provocarán la falta de ambición de las personas, por lo tanto se romperá el pleno empleo, y por lo tanto estaremos en dificultades económicas. Me parece correcto, no obstante recurrir a un subsidio por maternidad, en caso que que las condiciones demográficas lo aconsejen.

  12. El modelo de libre competencia que defienden los liberales, el modelo de competencia perfecta, no resiste un analisis mínimamente riguroso. Además es irreal, porque estamos exigiendo unas condiciones que no podrán darse en la realidad, es decir, se trata de un modelo más teórico que real. El principio de exclusión de consumo, que representa que quien no page un precio , tiene que quedar separado de áquel, y que es la base del modelo de libre competencia, supone condenar a las clases más populares a la miseria más absoluta, y lo que es más grave, sin posibilidad de mejora, dado que tendrán que pagar un precio muy elevado por acceder a servicios como la educación ect.. Así, la división de la sociedad en clases, en muy pobres y muy ricos, se perpetúa y además de una injusticia, representará un foco de inestabilidad que además llevará consigo un retraso al progreso en general del país.
    Los principales medios de producción de un país, han de estar, o bien nacionalizados, o bien sujetos a una fortísima regulación e intervención estatal.
    Las empresas públicas relacionadas con los medios de producción, deben alejarse del objetivo de ser rentables, entendida la rentabilidad, como la obtención de un beneficio a costa de los nacionales del estado, aunque no para otros. En relación con los nacionales, estas empresas deben tender a igualar sus ingresos y sus gastos, es decir, a obtener un beneficio nulo, repercutiendo el exceso en beneficio de los consumidores. Estoy hablando de electricas, hidrocarburos, ect… Si hay pérdidas podremos recurir a las políticas keynesianas, pero no en exceso, para garantizar la sostenibilidad de la deuda. Las perdidas de las empresas públicas deben cubrirse con áqullas que son rentables y sobre todo vía incremento de ingresos púbicos, sobre todo impuestos, sobre todo directos, y sobre todo muy progresivos, sin renunciar tampoco a tasas, precios públicos ect. Estos impuestos serán repercutidos, al sector privado puro, y a aquella parte de los medios de producción que están en manos de privados, en los que se permitirán beneficios, pero mínimos en el porcentaje, aunque no en la cantidad total. Y digo mínimos.
    Excluyo de esto a la agricultura y a la ganadería, aunque será sometida a planificación, pero estando en manos, principalmente, de privados, sometidos a precios mínimos y máximos, para garantizar el abastecimiento y un equilibrio en el mismo.
    Una banca pública, totalmente pública, que no persiga beneficios, sino tan sólo, un interés para garantizar su sostenibilidad y asegurarse de que el crédito cumpla con su función clave y básica: proveer a las empresas, a las privadas de todos los sectores, e incluso a las mixtas, si se dieran, de la necesaria financiación. Necesaria e imprescindible.

  13. En primer lugar, y en relación con la política nacional, me gustaría fijar cual es la posición de los principales partidos, en relación con el modelo económico que defienden.
    En España, el Partido Popular, que representa las posiciones de la derecha (aunque esta diferenciación es cada día más irrelevante, al existir otros partidos que discuten sobre la existencia misma del Estado, como principal línea programática) en su fundación, pretendió ser un partido conservador. Los partidos conservadores fueron los primeros que defendieron el gasto público. Pero el PP está muy lejos de representar, hoy en día, un modelo de partido conservador. El Partido Popular, representa posiciones liberales, o como todos gustan en llamar ahora, neoliberales.
    El liberalismo se basa el la libre voluntad de las partes en sus relaciones económicas y laborales. Un contrato de trabajo, dado que es un acuerdo libre y voluntario, no debe someterse a ninguna condición. Se trata, en definitiva de desregularizar la economía. Este es el ideario de ese partido, y a sus actuaciones me remito.
    El Partido Socialista Obrero Español, defiende unas posiciones sustancialmente similares a las de el PP, aunque mínimamente atenuadas. De hecho, ahí están las privatizaciones en la época felipista, ect.. El Psoe, en mi opinión defiende el liberalismo económico y sólo se diferencia de su rival, en que socialmente, también es liberal, a diferencia de aquél, que en esta parcela sí es conservador.
    Yo no soy liberal, y tampoco comunista, como ya he dicho en el blog del amigo Uraniaenberlin. Tampoco soy conservador a la manera tradicional.
    Digo todo esto, a modo de introducción, para que no haya mal entendidos.

Trolea un poco

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: